INSTITUTO NACIONAL DE FORMACIÓN POLÍTICA

Comunicado

Ciudad de México 27 de agosto de 2020.

A Pablo Rojas

A los 200 compañeros abajo firmantes

El día de hoy, 27 de agosto, recibí una carta enviada por el compañero Pablo Rojas y que está firmada por 200 compañeras y compañeros de partido en la que  se afirma:

Desafortunadamente, desde hace meses, [el Instituto Nacional de Formación Política] ha fungido como espacio de proyección para ciertas personalidades que se amparan de la enorme legitimidad del INFP para promover su figura, teniendo como ruta clara la dirigencia nacional del partido y sirviendo de plataforma de una de las corrientes que componen a MORENA, a pesar del compromiso reiterado en múltiples ocasiones de que el INFP no tomaría papel en la presente contienda.

Es en ese tenor, los asesores del presidente de esta honorable institución, se han apropiado de las redes sociales del INFP impulsando programas como “Tertulias para alegrar el encierro”, “Reflexiones para vivir en el encierro” y “Representación Popular”, además de otros eventos, cursos y reuniones que usan para promover su imagen. Aunado a la operación política y construcción de estructuras facciosas a nivel nacional que revisten con el aval institucional.

Los asesores del presidente del Instituto Nacional de Formación Política; Donají Alba y Eder Guevara han optado por realizar campaña abierta en favor de uno de los aspirantes a contender por la presidencia del partido, apareciendo públicamente en spots de campaña de Mario Delgado el día 17 de agosto del año en curso, además de realizar reuniones a lo largo y ancho del país, convocando a la militancia a apoyar a su candidato, tal como la que está citada para el día 26 de agosto de 2020.

Hoy día, luego de que se ha hecho evidente el apoyo del INFP por medio de sus asesores a uno de los candidatos, también se hace público que la asesora Donají Alba contenderá para el cargo de la Secretaría General de Morena. Lamentamos profundamente que los espacios institucionales de un órgano que debía servir para la formación política y para motivar la reflexión sobre la 4a transformación, sean utilizados para catapultar personajes a espacios de representación y dirección, tomando partido de manera desafortunada por uno de los sectores en el contexto de un conflicto que en nada ha abonado a la unidad y que ha trasladado la crisis interna a los tribunales electorales.

Ante estos reclamos y acusaciones, respondemos lo siguiente:

  1. El Instituto Nacional de Formación Política es un órgano de Morena en el que tienen cabida todas las corrientes (políticas y de opinión) que conforman nuestro partido. Está abierto a todas las propuestas y sólo exige que éstas tengan nivel académico. El señalamiento de que una corriente se ha apropiado de las redes sociales del INFP carece de sustento. Algunos de los promotores y firmantes de la carta han sido testigos de los esfuerzos que hemos hecho por acercar ponentes y referentes de todas las corrientes a estos espacios.
  2. En diversos foros el INFP ha hecho pública su intención de mantenerse al margen del proceso interno del partido. Sin embargo, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos consagra los derechos políticos de todos los ciudadanos y, entre estos se encuentra el derecho a la participación en los asuntos públicos.

Para resolver este dilema, desde mediados de 2019 promovimos un acuerdo interno que establece que quien quiera participar en contiendas electorales internas o externas deberá separarse voluntariamente del cargo que ostenta en nuestro Instituto. 

Los compañeros Eder Guevara y Donají Alba  han colaborado con nosotros sin un cargo estatutario y, sin percibir un centavo. Ambos presentaron su renuncia por escrito tan pronto manifestaron su voluntad de participar en la actual contienda interna.

  • Afirmar que “se ha hecho evidente el apoyo del INFP por medio de sus asesores a uno de los candidatos” y que el INFP ha tomado “partido de manera desafortunada por uno de los sectores [del actual] conflicto” interno es infundado y mal intencionado. Pretender adjudicarle a un instituto plural la opinión de ciertos de sus miembros, colaboradores y asesores (o, en este caso, exasesores) es un despropósito. Cada quien es responsable de sus ideas y sus actos.
  • Sorprende que Pablo Rojas, quien hasta hace unas semanas colaboraba con nuestro instituto –que tiene los canales, que conocía el acuerdo interno y que sabe cómo nos manejamos– haya preferido promover, entre doscientos compañeros, una carta tan desaseada y desinformada antes que aclarar sus legítimas dudas con nosotros. Antes de agitar conviene informarse. Este gesto de hostilidad y torpeza no es digno de él.
  • Es verdad que el INFP es un espacio político que tiene legitimidad entre la militancia. Construir este organismo no ha sido fácil y legitimarlo ha costado mucho. Destruirlo puede resultar muy sencillo.

La acusación de que el INFP ha sido copado por algún grupo de interés suele ser esgrimida por grupos que buscan ser hegemónicos.  En cuanto a la  diatriba de que “ciertas personalidades” buscan aprovechar la legitimidad del instituto “para proyectarse” no es nueva y ha sido manejada, de manera injusta, en contra de varios compañeros, incluso contra Pablo, y siempre la hemos desechado por frívola. Aquí sólo destacan quienes trabajan.

Es absurda la pretensión de desgastar al INFP con infundiosacusaciones frívolas y no se le ve más sentido que involucrar al Instituto al conflicto interno. Ante ello, es obligado preguntarse a quién le sirve el golpeteo contra este organismo partidario.

  •  Hace apenas unos días, el 22 de agosto, Andrés Manuel López Obrador dijo que Morena debe actuar con transparencia y que este era un momento de unidad, humildad y autocrítica.

No es posible fortalecer la transparencia con acusaciones infundadas. No es esa la vía para contribuir a la unidad. No será posible la regeneración del partido sembrando desconfianza en  un Instituto que varios de los firmantes  ayudaron a construir.

Compañeras y compañeros: pienso que es necesario dejar atrás los sectarismos que tanto daño han causado a Morena, cerrar el paso al tribalismo que empieza a proliferar en nuestro partido, practicar la autocrítica y recuperar la pluralidad y la fraternidad.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  2020 instituto Nacional de formación política

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X